Titulares

Post Top Ad

Your Ad Spot

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Nuevo taponamiento de la vía nacional entre Timaná y Pitalito

Cansados de insistir al concesionario vial Aliadas para el Progreso, a la Agencia Nacional de Infraestructura ANI, a la Alcaldía de Timaná y a la Empresa de Servicios Públicos del municipio para que les resuelvan un problema de índole sanitario que se viene presentando en su sector, los habitantes de la vereda Mateo Rico anunciaron su disposición de taponar la vía como medida para lograr que el problema sea resuelto.
La dificultad se viene presentando desde hace varias semanas cuando el sistema de alcantarillado que conduce las aguas residuales de al menos 40 viviendas se averió a causa del trafico pesado sobre la vía nacional y colapsó, provocando la fuga de aguas servidas a la vía.
Esa situación hizo que en el sitio se esté presentando un grave problema de tipo ambiental que no solo afecta el paisaje, sino también que pone en riesgo a la salud de varias familias y a por lo menos 90 niños que estudian en la sede escolar que está ubicada a pocos metros del sitio.
Lideres y habitantes manifiestan haber solicitado al alcalde municipal de Timaná y a la Empresa de Servicios Públicos que resuelvan el problema, pero estos los remitieron al concesionario vial Aliadas para el Progreso sin embargo algunos de sus funcionarios les manifestaron que se debe contar con la autorización de la Agencia Nacional de Infraestructura ANI para intervenir la vía, y en ese trámite ninguna de las entidades ha solucionado la dificultad.
Cansados de las negativas y desesperados por los malos olores y el riesgo de enfermedades y daños a la vía, decidieron enviar una nota al Procurador Agrario y Ambiental del Huila Jhon Fisher Muñoz Camacho para que intervenga de acuerdo con sus funciones y haga que los encargados de resolver la dificultad lo hagan sin dilaciones, poniendo de manifiesto que, de no contar con respuestas inmediatas, efectuarán un plantón en el lugar el próximo viernes 14 de septiembre.

El mayor riesgo que tienen los habitantes de Mateo Rico es sobre los cerca de 90 niños que reciben clases en la escuela veredal que se encuentra ubicada a muy corta distancia del lugar donde en un principio la empresa concesionaria aplicó material de recebo con miras a solucionar, pero lo que lograron fue incrementar el colapso de la red de conducción de la que afirman, se deterioró notablemente desde que se dio autorización al tráfico constante de vehículos cargados con petróleo desde el departamento del Putumayo.

Por: Gisela Hurtado Celis – @giselahcelis



Post Top Ad

Páginas