Titulares

Post Top Ad

Your Ad Spot

domingo, 22 de abril de 2018

Un falso positivo en la justicia,hombre capturado en Pitalito debió ser dejado en libertad

La tarde del viernes último, todos los medios de comunicación regionales; incluido este portal, hicimos eco a una información oficial en donde el Departamento de Policía Huila, daba cuenta de la captura de un hombre de 27 años, residente en Pitalito y de quien se afirmaba, estuvo comprometido en el crimen del abogado y expersonero Luis Gerardo Ochoa Sánchez la noche del pasado de 6 de abril de 2017.
Era según el boletín policial, Héctor Alexis Flores Hurtatis un hombre de 25 años residente en el barrio Porvenir, fue capturado por orden del Juzgado 001 Promiscuo Municipal de Oporapa, cuando policiales realizaban acciones de verificación de antecedentes y posteriormente fue presentado como alias “el gallo”, el hombre que presuntamente condujo la motocicleta en la que huyó el sicario que dio muerte al abogado quien tenia a cargo varios procesos por presunto fraude en proyectos de vivienda.
Una vez presentado a los medios de comunicación, el ciudadano fue trasladado hasta el Juzgado de Control de Garantías en Neiva, en donde se definiría su situación judicial que según la investigación preliminar de la Seccional de Investigaciones Judiciales SIJIN de la Policía y el Cuerpo Técnico de Investigaciones CTI de la Fiscalía, lo acusaban como responsable de los delitos de por los delitos de Homicidio, Fabricación, Tráfico y porte de armas de fuego y municiones.
Ya en la audiencia, el abogado defensor demostró que ciudadano detenido no era la persona a la que estaban buscando y después de reseñar, cotejar fotos, vídeos y huellas digitales, develó que su captura era una grave equivocación cometida por parte de las autoridades y que el nombre de Héctor Alexis Flores Hurtatis no correspondía con la persona a la que se reconoce como alias “el gallo”.

De inmediato, el juez ordenó su libertad al tiempo que el ciudadano, tras regresar a Pitalito anunció que emprenderá acciones legales por las afectaciones causadas contra su buen nombre indicando que se le causó un grave daño moral, social y familiar que será muy difícil reparar por el escarnio público al que fue expuesto debido al error cometido por la Policía y el CTI.




Por: Héctor Fabio Muñoz Figueroa – @hefamu1

Post Top Ad

Páginas