Lo que Facebook sabe sobre usted

¿Se ha fijado en la forma en que mueve el mouse cuando trabaja en su computador? ¿Hay algo de especial en eso? ¿Tiene alguna relevancia? ¿Se ha hecho alguna vez estas preguntas?
Muy seguramente, ahora mismo, usted está respondiendo mentalmente que no. Porque, en realidad, eso no parece ser importante. 

Pero Facebook no piensa así. La red social sabe exactamente cuáles son los movimientos que su mano hace cuando se conecta a ella y utiliza un mouse. Esa información le sirve, dice en sus nuevos Términos de Servicio, para "distinguir a los humanos de los bots". 

Parece ciencia ficción, pero no lo es. Una nueva broma que corre entre los círculos de tecnófilos de todo el mundo dice que “probablemente Facebook sabe más de ti que tu propia madre”.
Y es cierto. El escándalo por el robo de los datos de por lo menos 87 millones de usuarios, en una compleja y oscura operación de ciberespionaje que le habría servido a Donald Trump para llegar a la Casa Blanca, obligó al gigante a mostrar esta semana parte de sus entrañas.

Específicamente, Facebook divulgó el miércoles un documento detallado sobre sus políticas para administrar los datos de los 2.200 millones de usuarios que posee. Y el mismo es una foto bastante aproximada sobre todo lo que sabe de nosotros.

No es la primera vez que lo hace. Ya en el 2016 Facebook había revelado un sencillo, pero sorprendente documento, en el que detallaba cómo hace para segmentar la publicidad que entrega a sus usuarios. 

"Si no pensamos sobre el tipo de información que podemos subir a la red, nadie podrá protegernos"
Germán Realpe, 
consultor en Seguridad.
“Cuando usted abre una cuenta de Facebook entrega un mínimo de información que la red le pide: un correo electrónico, una foto y un nombre para su perfil. También hay otros datos que pueden ser opcionales, como el número celular, el nombre de la empresa en la que trabaja o dónde estudió. En muchas de esas informaciones usted puede, incluso, mentir, y creer que engañará siempre a Facebook. Pero lo realmente sorprendente y desconocido para los usuarios viene después, cuando empiezan a interactuar dentro de la red social sin preocuparse por nada más. Es allí donde inicia el proceso de recolección de datos que le permite a Facebook saber más cosas sobre nosotros de las que creemos”, dice el ingeniero informático Daniel Magallanes, consultor en seguridad digital y un ‘gomoso’ del tema.

Un breve mirada a esa lista del 2016 arroja cosas que parecen simples, en principio, pero que luego pueden resultar inquietantes. 

Junto a los datos de sexo, edad, ubicación, nivel educativo o afinidad étnica de los usuarios, también aparecen datos como: marca y tipo de carro que conducen, año en que lo compraron, cuánto dinero es probable que gasten en el siguiente carro y dónde es probable que lo compren.

Además, Facebook sabe cuántos y cuáles de sus usuarios pertenecen a una cooperativa de ahorro, un banco regional o un banco nacional. Sabe cuáles invierten, qué tipo de inversiones hacen y si tienen créditos abiertos. 

También sabe cuántos de sus usuarios utilizan tarjetas de crédito activamente, qué tipo de tarjetas son, si tienen cupo en ellas, y si además cuentan con una tarjeta débito.

Por supuesto, Facebook sabe qué marca de teléfono móvil usa usted, si lo ha comprado recientemente, y el tipo de conexión a Internet que tiene. 

Los anuncios sobre cumpleaños son una constante en Facebook y no sorprenden a nadie. De hecho, muchos los agradecen porque son un antídoto perfecto contra el olvido involuntario.

Pero el asunto va más allá. En la lista aparecen otras categorías relacionadas con la vida de las personas, como estas: composición familiar, usuarios que celebran un aniversario los próximos 30 días, usuarios que están lejos de la familia o la ciudad natal, nombres de los padres y de los hijos, usuarios que tienen una relación a larga distancia, usuarios que han iniciado una relación, que se acaban de comprometer o que acaban de casarse.

Facebook sabe perfectamente qué padres esperan un bebé, tiene un listado de madres divididas por ‘tipos’, sabe quiénes tienen un nuevo trabajo, qué personas se han mudado recientemente y a dónde lo han hecho. Pero además, puede determinar cuáles de sus usuarios tienen probabilidad de meterse en política, y si tienen un perfil más liberal o más conservador.

Las compras son una de las grandes y más importantes fuentes de información para Facebook. Así, la red puede saber en qué época del año el usuario hace más compras, en qué tipo de tiendas las hace, si su gasto está por encima del promedio, si suele hacer compras por internet y qué tan receptivo es a ofertas.

Aún con más detalle, puede saber si usted gasta más en comida, bebidas alcohólicas, productos de belleza, productos para niños, comida para mascotas o medicamentos que no requieren receta médica. 

Y esa tendencia natural de tantos usuarios a presumir de sus últimas vacaciones es otra gran fuente de datos para Facebook.

Gracias a las fotos que sus usuarios postean, la red puede saber cuáles viajan con frecuencia, si lo hacen por trabajo o por placer, cuáles son sus destinos habituales, qué tipo de vacaciones suelen tomar, si han regresado recientemente de un viaje, si utilizaron aplicaciones para obtener algún servicio durante el viaje o si hacen parte de un club de vacaciones con propiedad compartida. 

Algo similar aplica para nuestras aficiones. Facebook sabe qué tipo de restaurantes frecuentamos, qué tipo de comidas buscamos, cuál es la música que preferimos, qué películas vemos y a cuales conciertos fueron o planean ir nuestros hijos.

Todos estos datos que le entregan los usuarios, y muchos más, constituyen la gigantesca mina de oro puro que ha convertido al creador de Facebook, Mark Zuckerberg, en uno de los hombres más ricos del planeta.

Facebook tiene el poder de segmentar la información que recopila de sus usuarios, y venderla como publicidad a anunciantes de todo el mundo. Por eso, aunque usted no lo esté buscando, en su perfil de Facebook aparecen anuncios sobre ese carro nuevo que le interesa, sobre ofertas de tiquetes de aéreos o sobre esos zapatos que tanto desea.
Pero ese imperio millonario es el que hoy parece estar en riesgo, por cuenta de un escándalo que ha llevado a millones de personas a pensar qué tanta información entregan. Y a los principales gobiernos del mundo, a preguntarse qué hace Facebook con la misma.

Germán Realpe, consultor en seguridad de la información y CEO de la firma Cloud Seguro, sostiene que esta crisis evidenció que Facebook tiene hoy dos grandes debilidades que golpean la confianza en ella.

“La primera está relacionada con las autorizaciones en el manejo de los datos. Piden la autorización para recopilar datos, pero no dejan claro qué va a pasar exactamente con ellos, y el usuario termina por no saber si van a respetar su privacidad”, dice.

La segunda, agrega, “es que ha quedado comprobado que no hay unas medidas técnicas que puedan prevenir las fugas de información o la violación de datos. Sencillamente, es imposible para una red con 2.200 millones de usuarios, tener medidas que garanticen la privacidad al 100% de ellos”.

Pero, concluye, el problema crucial no está en manos de Facebook, sino de las personas. “Si no reflexionamos sobre el tipo de información que podemos subir a la red, y además no aprendemos a configurar nuestros perfiles y los dispositivos que usamos para cuidar nuestra privacidad, nadie podrá protegernos”.
300
mil usuarios de Estados Unidos descargaron la aplicación que permitió robar datos, pero con sus contactos la cifra ascendió a 87 millones de afectados.
2.200
millones de personas de todo el planeta tienen cuentas en Facebook, lo que la convierte en la mayor red social de internet.
Facebook anunció que a partir de mañana lunes 9 de abril mostrará a sus usuarios un enlace encima de su muro, para que vean qué aplicaciones utilizan y la información que han compartido con ellas.
Esto debido a que fue a través de una aplicación llamada thisisyourdigitallife, como la firma Cambridge Analytics obtuvo ilegalmente los datos de 87 millones de usuarios.
Lo que Facebook sabe de usted
Ahora es posible saber cuál es la información que Facebook posee sobre usted. Solo hay que seguir tres sencillos pasos. 

Primero, entre a su perfil de Facebook, vaya a Configuración general de la cuenta y haga click en el la sección ‘General. Una vez allí, en la parte inferior aparecerá el link "descargar una Copia de tu información". 

Cuando le de click, inmediatamente aparecerá una pantalla que le indica ‘Descarga tu información’. Haga click en el botón verde y listo. Una nueva pantalla le indicará que la información se está descargando y que le llegará un correo electrónico indicándole cuando esté disponible. 

Lo que se descarga es un fichero ZIP, por lo que usted solo deberá darle ‘Extraer’ con el botón derecho del mouse. El fichero contiene cinco archivos que se deben ver con el navegador: fotos, videos, mensajes, html e index.
Paso 1
Paso 1. Así descarga la información que Facebook tiene de usted.
Paso 2
Paso 2. Así descarga la información que Facebook tiene de usted.
Paso 3
Paso 3. Así descarga la información que Facebook tiene de usted.

No hay comentarios